Masaje para embarazadas

Es un masaje especialmente relajante apropiado a partir del tercer mes de gestación.

Durante esta etapa, el cuerpo experimenta grandes cambios que pueden propiciar que ciertas zonas se resientan debido a la compensación y reestructuración postural que conlleva el aumento de peso.
Mediante maniobras suaves y sutiles trabajo aliviando y liberando esas zonas mas cargadas, evitando molestias corporales y favoreciendo la relajación y la calma.

El masaje se realiza en todo el cuerpo con aceite de almendras que además de favorecer la fluidez de los movimientos ayuda a hidratar tu piel.
.
Te ofrezco un espacio de cuidado y descanso para este momento lleno de cambios emocionales, hormonales, físicos y mentales.

Este masaje se realiza sobre la camilla, de costado, y si te sientes cómoda también boca arriba.